Tengo ganas de que forme parte del pasado

Elena Tablada (42 años) ha hablado nuevamente sobre los problemas legales que ha enfrentado desde que terminó su relación con Javier Ungría (42), el padre de su hija menor. Después de seis años juntos, la pareja decidió separarse el verano pasado tras no poder superar una larga crisis.

Aunque parecía que la separación había sido amistosa, poco a poco se han revelado detalles que han generado dudas al respecto. A finales de junio de este año, los medios informaron que Tablada contrató a un detective privado para investigar las sospechas de que su esposo le era infiel. Esta noticia fue confirmada por ella misma.

Actualmente, la expareja se encuentra en un , Camila, de tres años. Aunque originalmente el juicio iba a celebrarse en junio, se pospuso hasta diciembre por razones ajenas a la pareja. “Tengo muchas ganas de que esto termine, de pasar página y dejarlo todo en el pasado”, confesó Tablada durante la Gala de Cepa 21 celebrada el 5 de octubre.

[Elena Tablada y Javier Ungría se separan tras seis años juntos y una hija en común]

Javier Ungría y Elena Tablada en un evento celebrado en 2021.


Javier Ungría y Elena Tablada en un evento celebrado en 2021.

GTRES

Tablada y Ungría están buscando diferentes acuerdos y objetivos: ella quiere que Camila crezca junto a su hija Ella, fruto de su relación con David Bisbal (44), sin obstaculizar el contacto de Ungría con su hija; él busca la custodia compartida. “He intentado todas las formas posibles, pero está complicado”, enfatizó la diseñadora.

XEM THÊM  todo sobre la desconocida joven que forma parte de la familia

A pesar de las diferencias que existen entre ellos, Tablada insiste en llevar el proceso judicial de manera que ambos salgan beneficiados: “Al final, él es el padre de mi hija. Aunque hemos tenido desacuerdos y no hemos logrado ponernos de acuerdo en ciertos aspectos, debemos ser coherentes. Creo y espero que ambos tengamos la suficiente madurez para llevarlo bien”.

Cuando se le preguntó sobre su vida personal, Tablada fue tajante: “Mi corazón está lleno, pero por mis hijas. No hay nada y no tengo ganas tampoco”. No esquivó ninguna pregunta y mostró serenidad en todo momento. “Mi mente está puesta en otras cosas: trabajar y sacar adelante a mis hijas. Ahora soy más exigente porque mis prioridades han cambiado”.

Si el amor llega, Tablada tiene claro que ella será su principal prioridad: “Siempre cometo el error de olvidar eso a veces. Es muy importante para mí en una relación estar presente y valorarse mutuamente, para que así te valoren. No me volverá a pasar más”.

Tampoco evitó preguntas sobre su relación con Chenoa (48), exnovia de David Bisbal. “He coincidido con ella, es una buena chica y me cae bien. La imagen que los medios proyectan de una persona no siempre es igual a la realidad, por eso es importante conocer a la persona”. Al preguntarle sobre una posible amistad futura entre ellas, Tablada respondió de forma escueta: “Bueno”.

Proceso judicial en curso

Durante los últimos meses, Tablada y Ungría han estado involucrados en un largo proceso de negociaciones para evitar llegar a los tribunales. Sin embargo, estas conversaciones no han sido fáciles, como confirmó Tablada ante los medios. Finalmente, y al no llegar a un acuerdo, será un juez quien resuelva la situación.

XEM THÊM  Otra vez la mentira sobre los años 70

Xem thêm bài viết thuộc chuyên mục: Blog

By devteam