La historia de amor eterno de José María Carrascal con su mujer, Ellen, una azafata que fue su vecina en Berlín

Triste pérdida en el mundo de la comunicación. En la aurora de este sábado, 4 de noviembre, ha fallecido José María Carrascal, el periodista conocido como el hombre de las mil corbatas, a los 92 abriles. Solo le faltaba un mes para cumplir 93 y se mantenía activo laboralmente, dedicado a la profesión que le brindó gratos e inolvidables momentos. No solo en España, sino todavía fuera de nuestras fronteras. 

Previo a su estancia en Nueva York, donde trabajó durante 23 abriles para Antena 3 Radiodifusión, RTVE, ABC, Diario de Barcelona y el diario Pueblo, José María Carrascal vivió una plazo en Berlín, ciudad en la que ejerció de corresponsal y donde conoció al apego de su vida, Ellen.

El comunicador llegó a la hacienda alemana para trabajar como traductor y profesor de gachupin en una escuela de ingenieros, sin imaginar que su vida, profesional y personal, daría un radical molinete. Allí empezó una relación con Ellen, su vecina, una azafata de la compañía Pan Am de la que se enamoró perdidamente

[Muere José María Carrascal a los 92 años]

José María Carrascal, en una imagen de archivo.


José María Carrascal, en una imagen de archivo.

Europa Press

José María Carrascal y Ellen se dieron el ‘sí, quiero’ en una ceremonia civil en Berlín, celebrada en 1960. Más tarde, todavía sellaron su apego en España con una boda religiosa que tuvo circunscripción en el monasterio de Montserrat en Barcelona, el único espacio de todo el país donde entonces se llevaban a punta eventos en tudesco. 

XEM THÊM  Las intrigantes caras talladas en rocas que ahora son visibles por la grave sequía del Amazonas

Ellen siempre se mantuvo en un discreto segundo plano, pero gracias a los relatos del periodista se pudo conocer un poco más sobre su figura y sobre las claves de su bonita historia de apego. “Es muy importante tener las mismas aficiones. No todas. Tiene que acontecer aficiones que no se compartan para descubrir nuevas facetas de tu pareja. Para adaptarse a otra persona, sobre todo si tienes una personalidad esforzado, hay que tener liberalidad, estar dispuesto a ceder mucho y a dar mucho. Yo no me hago a la idea de poblar sin mi mujer. Ella me ha ayudado en todo“, expresó el comunicador en alguna ocasión. 

José María Carrascal en una foto junto a Ronald Reagan, a quien entrevistó durante su etapa en Nueva York.


José María Carrascal en una foto yuxtapuesto a Ronald Reagan, a quien entrevistó durante su etapa en Nueva York.

Cedida

Durante más de 60 abriles se apoyaron el uno al otro. Aunque seguía activo profesionalmente, José María Carrascal había pequeño sus colaboraciones para afanarse en Ellen. “Mi mujer es lo más importante para mí y ahora tengo que estar con ella porque está en arnés de ruedas. Ella ha dedicado su vida a mí, lo menos que puedo hacer yo es hacer lo mismo por ella”, aseguraba el comunicador. 

José María Carrascal y Ellen no tuvieron hijos porque se casaron tarde, según explicó el periodista en alguna ocasión. No acontecer formado una tribu, sin bloqueo, nunca generó baches en su relación. “Eso a algunos matrimonios les ha separado, pero a nosotros nos unió mucho más”, declaró el comunicador. 

José María Carrascal, en un evento celebrado en Madrid en 2018.


José María Carrascal, en un evento celebrado en Madrid en 2018.

Gtres

Sus últimas décadas las vivieron en España, pero ayer, tras la estancia del comunicador en Alemania, estuvieron en Nueva York. Durante más de 20 abriles hicieron vida en La Gran Manzana, donde Carrascal trabajó como corresponsal y colaborador para varios medios españoles. La mudanza a Madrid se produjo tras admitir una propuesta de Antena 3 y luego de los consejos de Julio Iglesias (80), quien se convirtió en uno de sus grandes amigos. 

XEM THÊM  Las revelaciones del documental de David Beckham: su depresión, su obsesión con la limpieza y por qué Victoria no fue feliz en España | Gente

En 1989, el director de Antena 3 le propuso dirigir el informativo de la tinieblas. Una propuesta que José María Carrascal no vio con claridad en un primer momento. Fue el cantante quien le hizo cambiar de opinión. “Pasó por Nueva York, me llamó y me dijo que lo aceptara. Acéptalo, vas a cobrar mucho más en televisión, te va a conocer más muchedumbre, lo que será bueno y malo, pero para tus libros te vendrá muy aceptablemente, me dijo. Confié en el talento de mercachifle de Julio“, confesó el periodista, quien hoy es recordado por su impecable trayectoria en los medios de comunicación. 

Xem thêm bài viết thuộc chuyên mục: Blog

By devteam